Copahue

Copahue
Copahue — Foto: Amanda Hermoso

Cuenta una leyenda antigua que en el norte de Neuquén vivía un cacique llamado Copahue. Era un líder bravío como el viento que azotaba la cordillera y con mano firme conducía su tribu en las batallas, mas una tarde de vendavales sin nombre las filas mapuches terminaron dispersas ya que el numeroso grupo no pudo defenderse de las fuerzas de la Madre Naturaleza. El crepúsculo se aproximaba y sólo Copahue pudo llegar a la cima de la montaña en  busca de refugio. Extenuado pensó en pasar la gélida noche en las cuevas naturales de la piedra y, si acaso sobrevivía, lo esperaba el regreso cuando la madrugada comenzara a clarear los cielos eléctricos de la tormenta. Mientras cavilaba su salvación sus ojos casi enceguecidos por la arenilla distinguieron un resplandor tras unas lomadas. Las fuerzas restantes lo impulsaron hacia la luz y allí, junto al fuego de los leños y bajo un improvisado toldo, encontró a una bellísima joven cuyo nombre resultó ser Piré Pillán.

Agotado, sorprendido y acaso pensando que estaba junto a sus dioses y lejos de las zozobras terrenales, aceptó mieles y bebidas de la doncella. Poco a poco, se hundió en un sueño profundo y descansó en sus brazos hasta bien entrada la mañana.

Copahue nunca pudo recordar si estuvo horas o días junto al hada de las nieves. Ella  predijo: “Serás el más poderoso de los mapuches. Territorios y riquezas te pertenecerán”.

La profecía dio al cacique nueva fuerza y bajó la cuesta dispuesto a conquistar otras tierras. Así pasó el tiempo y a mayores pertenencias correspondieron vacíos del corazón. Copahue extrañaba a Piré Pillán.

Un día llegaron rumores de que su amada se encontraba prisionera de tigres y  cóndores mitológicos y allá fue la expedición encabezada por el valiente guerrero. Sus hombres, temerosos, no se atrevieron a subir al volcán Domuyo para vencer fieras que no eran de este mundo. Una vez más ascendió el caudillo entre los pedregales y fue suyo el triunfo luego de ardua lucha contra sombras y animales desconocidos.

Creyó la pareja que el amor gestado en las alturas de la cordillera los protegería del peligro. No tuvieron en cuenta que en los altos montes vagan espíritus libres sin lograr domarla. Desconocieron que las rocas, atemporales e  indiferentes, hablan con el viento, la lluvia y la nieve e ignoran a los humanos.

Fueron felices por un breve  período. Copahue perdió poder y sus hombres sintieron  decepción al ver un jefe distraído y más ocupado en agradar a la mujer que en conducir  a su gente. Brotaron el odio y los celos contra Piré Pillán mientras su amado moría en una batalla. Igual destino enfrentaría la joven atravesada por lanzas mientras gritaba pidiendo ayuda: ¡¡Copahue!! ¡¡Copahue!!

Fue entonces  que comenzó a manar de su cuerpo transparente sangre de hada y estas son las aguas sanadoras que caracterizan el lugar hasta la actualidad. Casi al mismo tiempo despertó la montaña y en los mapas fue nombrada: Volcán Copahue.

Gente de todo el mundo visita el sitio. La mayoría por razones de  salud  y  otros, viajeros casuales, descifran mensajes en los susurros de la brisa. Palabras afectuosas y el eco de canciones resultan perceptibles en la soledad del paisaje.  Ellos comprenden que el humo majestuoso del volcán es la fortaleza del cacique y el agua termal es la sangre de Piré Pillán, ambos eterna y amorosamente entrelazados.

Amanda Hermoso
Serie Leyendas*

*Recreación de la leyenda del volcán Copahue, provincia de Neuquén, Argentina.
El nombre del volcán se compone de las voces mapuches: ko, ‘agua’; pa, ‘azufre’; y we, ‘lugar’, por lo que puede traducirse como ‘lugar de aguas sulfurosas’, cualidad que puede verse reflejada en las aguas termales.
Altitud:  2997 msnm
Ubicación: Región del Bío Bío (Chile) y provincia de Neuquén (Argentina).

 

Amanda HermosoLa escritora Amanda Hermoso ha obtenido numerosos premios a nivel nacional e internacional y es autora de los libros: Ríos en la soledad (cuentos y poemas). Edición del autor. Tandil. (1995); Sombras y luces (cuentos y poemas). Editorial Vinciguerra. Buenos Aires. (1997); El Triángulo y otros relatos (cuentos). Editorial Utopías. Ushuaia. Tierra del Fuego. (2010).

 

Comenta en Facebook

Deja un comentario