Te manda saludos Groel

Te manda saludos Groel

Dice que no vayas. Ya te avisará cuando regrese la paz.”

Tomé un baño caliente para quitarme las hilachas de cansancio y de sueño. No me atreví a mencionarte a Groel. Sé que no trae buenos recuerdos. Si parece que fue ayer cuando desembarcó en la playa, nuestro paraíso personal.

¿Recuerdas el año en que decidimos establecernos en la isla? No más de cincuenta habitantes y tuvo que venir Groel, con su pecho altivo y sus botas de marinero. Seductor, encendía su cigarrillo y te miraba fijo como si yo fuera un alfeñique pronto a ser destruido por su garbo y hombría.

¡Qué lástima, Flor de Liz! ¡Éramos tan felices! Mirabas con admiración mis diseños para el jardín. Mejorar la casita que habíamos comprado era mi objetivo y tenerte para siempre era mi puerto. Ya no más emociones turbulentas enredado en los brazos de fútiles mujeres.

Mastiqué mi orgullo cuando los vi revolcándose en la arena. Ustedes creían que yo estaba pescando en el muelle. No, hacía tiempo que los espiaba. Igual,  tragué mis lágrimas y te amé con desesperación mientras Groel fingía ser mi amigo. Por eso estuve muy contento cuando vino un helicóptero buscando especialmente al comandante. Le extendieron una carta que leyó con gesto grave. Bajo el sol tropical se ensombreció su rostro.

Una vez más los vi abrazados entre las palmeras. La luna irradiaba una luz como de sol, pero plateada, y yo mirando con mis ojos desilusionados y a la vez con esperanza y estaba oscura el alma de ustedes.

Nunca te dije nada. Creíste que el engaño había resultado perfecto. Te vi enflaquecer, transpirar, temblar. Tus pesadillas estaban pobladas de gemidos y de su nombre susurrado. En silencio te asistí con amor y la nocturna obra de teatro parecía eterna.

Ayer vino el helicóptero. Trajo provisiones, libros y algunas cartas. Abrí la que tenía mi nombre pero en realidad, estaba destinada a ti.

Te manda saludos Groel. Dice que no vayas a buscar aquello de tal color que mucho te interesa. La guerra ha estallado. El continente está en llamas.”

Amanda Hermoso

Te manda saludos Groel integra la antología Selección 2015 “LO QUE QUIERAS DECIR, compilado por Florencia Estévez. Editorial Dunken. Buenos Aires. Argentina.

Amanda Hermoso

Amanda Hermoso ha obtenido numerosos premios a nivel nacional e internacional y es autora de los libros: Ríos en la soledad (cuentos y poemas). Edición del autor. Tandil. (1995); Sombras y luces (cuentos y poemas). Editorial Vinciguerra. Buenos Aires. (1997); El Triángulo y otros relatos (cuentos). Editorial Utopías. Ushuaia. Tierra del Fuego. (2010).

Imagen: Hombre escribiendo una carta, obra del pintor holandés Gabriël Metsu. Öleo sobre lienzo, pintado hacia 1662-65 que se encuentra en la Galería Nacional sita en Dublín (Irlanda).

Comenta en Facebook

Deja un comentario