Una fuente con naranjas

Una fuente con naranjas
Una fuente con naranjas © Fina Viviers

Naturaleza muerta. Recuerdos. El otoño con sus ocres y naranjas preso en la cáscara rugosa. Sol poniente. Sur. Desierto.

El viento silba y las matas vuelan sobre la arena. Un lago turquesa se encabrita como el mar. Franjas de cielo color rojizo.

Pueblo de casas bajas y patios amplios, desolados. Una mujer  pinta un cuadro. Sobre la mesa de la modesta cocina hay una fuente con naranjas. En la superficie de la tela, obstinadas, las frutas aparecen, son borradas y reaparecen con matices sutiles, diferentes…

De tanto en tanto, ella consulta la lección número cuarenta. Revisa tonos, empasta, acrecienta; diluye, difumina… Dentro de sí una pintora va creciendo. Sueña que es famosa y expone en Buenos Aires.

Afuera, el viento silba. Sobre el caballete las naranjas trascienden su existencia efímera. Firma el cuadro. Ya no ha de morir. La finitud ha sido burlada. Su obra será otra forma de vida o tal vez, en un taller literario, el profesor dirá –describan el cuadro “Una fuente con naranjas” – y ella, la pintora, bailará entre las palabras con su vestido sol del sur.

Amanda Hermoso, “Ríos en la soledad”.

Amanda Hermoso

La escritora Amanda Hermoso ha obtenido numerosos premios a nivel nacional e internacional y es autora de los libros: Ríos en la soledad (cuentos y poemas). Edición del autor. Tandil. (1995); Sombras y luces (cuentos y poemas). Editorial Vinciguerra. Buenos Aires. (1997); El Triángulo y otros relatos (cuentos). Editorial Utopías. Ushuaia. Tierra del Fuego. (2010).

Imagen: * Corresponde a una obra de la pintora Fina Viviers, quien vive y sigue pintando con 98 años, y ha intervenido en numerosas exposiciones organizadas por el Museo Municipal de Bellas Artes de la ciudad de Tandil. Nació en la provincia de Chubut y desde muy joven sintió inclinación por la pintura. Sus primeros estudios fueron realizados en carbonilla, pastel, acuarela, optando finalmente por el óleo para sus composiones. Su pintura, de carácter intimista, reproduce una realidad serena y delicadamente colorida, donde flores, naturalezas muertas y otras figuras son sus temas preferidos.

Comenta en Facebook

2 pensamientos en “Una fuente con naranjas”

  1. hermoso cuadro …tiene tantas l
    indas pinturas es una genia tu madre amanda ,,son 2 intelectuables las quiero

Deja un comentario